Regresar > Índice

Chaquetas impermeables

Tres únicos elementos en el mundo resultan totalmente impermeables: Nylon, Plástico y Goma. El inconveniente que presentan es que ninguno de los tres posibilitan una prenda que le permita al cuerpo mantenerse aireado a la vez que protegido de la lluvia. Cualquiera de los tres hacen que evites el agua exterior pero que te mojes con tu propio vapor de transpiración. Los equipos de lluvia (impermeables, chubasqueros) confeccionados con estos materiales poseen ese mismo problema.

Por ello, en los últimos años han aparecido los tejidos con membranas e inducidos, para lograr ambas cosas: impermeabilidad y transpirabilidad.
Esto se logra de dos maneras:
a) por medios físicos (pequeños microporos, 700 veces mayor que la molécula de vapor de agua, que permiten salir el vapor de la transpiración pero impiden, por su tamaño, 20.000 veces más pequeño que una gota de agua, el ingreso del agua del exterior), y
b) por medios químicos (una molécula hidrófila capta el vapor de la transpiración para pasarlo a una hidrófoba, que a su vez repite el proceso hasta llevar al exterior la humedad).

Diccionario:
anorak (voz esquimal)
m. Prenda de vestir a modo de chaqueta impermeable y con capucha.

MEMBRANAS E INDUCCIONES.-
1) Las membranas más conocidas son el Gore-tex y el Sympatex, la primera está fabricada con teflón expandido (un tipo de plástico sofisticado y estirado biaxialmente) y la segunda con poliéster. Se laminan sobre un tejido mediante un sistema de micropuntos adhesivos.
2) El grupo de las inducciones es el más numeroso, pertenecen a dicha familia el Triple Point, el Textrem, el Omni-tech, el Conduit, el H2NO o el MemBrain entre otros.

Tanto las membranas como las inducciones dan resultados similares en cuanto a impermeabilidad y transpirabilidad, si bien pueden existir pequeñas diferencias al cambiar la climatología; hay quien asegura que las membranas transpiran mejor con temperaturas bajo cero que las inducciones, y que éstas "respiran" más en condiciones de humedad elevada (lluvia).

CARACTERISTICAS.-
impermeabilidad.- Hay ciertos baremos para medir las prestaciones teóricas de todos esos productos, siendo el test Schmerber o prueba de columna de agua el más popular: en general cuando se superan los 20.000 milímetros nos encontramos ante un material de calidad.

transpirabilidad.- En cuanto a la transpiración, si bien hay diversos test muy sofisticados, el famoso nº de litros de vapor de agua evacuados en 24 horas por cada metro cuadrado de tejido a 20ºC continúa siendo muy utilizado.

resistencia mecánica.- La resistencia mecánica ante el desgarro y abrasiones la aporta el tejido exterior, normalmente a base de poliamida o poliéster de diferentes espesores.

costuras.- Como es lógico, las costuras de las prendas van termosoldadas, para evitar que el agua pueda colarse por las zonas en las que el hilo atraviesa la vestimenta.

cremalleras.- También han aparecido en el mercado cremalleras impermeables (de Patagonia y Marmot por ejemplo) para sustituir las cremalleras convencionales con tapeta, y las más duraderas parecen ser las de cuerpo opaco y mate (sin brillo), no las brillantes (translúcidas) que se cuartean en menos de dos años de uso.

!! Lo que no conviene olvidar como usuarios es que incluso los mejores productos del mercado no son estancos, sino impermeables, es decir, que resisten hasta 10 veces más de tiempo la lluvia que los tradicionales nailons de los chubasqueros pero que pueden llegar a calar tras horas de precipitaciones torrenciales. Al exigírseles transpirabilidad (una cualidad antagónica a la impermeabilidad) nos encontramos con un producto que no es 100 por cien estanco. Es una cuestión de equilibrio, más transpirable=menos impermeable o más impermeable=menos transpirable, y esto es así independientemente de la marca o el precio de la membrana.

 

AL ELEGIR.-
• Al tener que elegir, hay muchas formas de clasificar los tejidos impermeables, entre otras destacan: por su composición (poliuretano, poliéster, teflón), por su funcionamiento (físico o químico), por su aplicación (inducción, membrana micropegada, transfer) o por su columna de agua (más de 2.000 mm, más de 10.000, más de 20.000). De estas clasificaciones la última quizá nos resulte la más práctica de todas, como consumidores. Para un uso exigente en montaña, lo mejor –en cuanto a impermeabilidad- es optar por tejidos que superen los 20.000 mm de columna de agua (según test Schmerber, que también pueden venir expresados como 2 bar o 30 P.S.I); hablamos de Gore-tex, MemBrain (Marmot), Conduit (Mountain Hardware), Sympatex (Vaude), Textrem (Solo Climb), Powertex (Salewa), Ozone (Diamir) y Triple Point (Lowe) principalmente.

ALGUNOS BUENOS MODELOS.-

Ether Jacket de Patagonia, es una chaqueta hiperligera en Gore-tex Paclite (2 capas y media), de lo mejor en cuanto a transpirabilidad. El Paclite es un tejido ligero de Gore-tex, conocido como "dos capas media" por tener un interior sin rejilla. En el interior de la prenda vemos una inducción grisácea con círculos o puntos (por explicarlo sencilla y muy visualmente) para protegerlo de la abrasión sin añadir peso.

 

Runfast, de Solo Climb, está confeccionada con Textrem Medium, un tejido poliporomérico con una impermeabilidad muy buena -superior a los 20.000 mm según el conocido test Schmerber- y una adecuada transpiración. El Textrem es una poliamida de alta tenacidad y con membrana poliporomérica de funcionamiento químico-físico (combina las ventajas de las membranas hidrofílicas y de las inducciones microporosas), cuya versión más gruesa (el Textrem Textrong) resulta muy durable. La prenda en su categoría de peso, 680 gramos, es de lo más resistente ante el desgarro o abrasiones. Tiene forro de rejilla y regulación de cintura.
• En cambio, si buscamos un chubasquero técnico y "fino", el modelo Capsule I también resulta muy interesante y pesa 495 gramos, mientras que el Capsule II, con forro de rejilla transpirable, pesa 600 gramos.
Matrix, uno de los últimos modelos que ha sacado Solo Climb, pesa 1.090 gramos, va confeccionada con Textrem de tres densidades y está destinada a escaladores de hielo y alpinistas; trae refuerzos de alta tenacidad en los hombros y la cintura (para que las espiras de los tornillos de hielo no desgarren el tejido). Cremalleras en las axilas y forro de rejilla 100% poliéster.

• Precip Jacket de Marmot ya entra dentro de las versiones ultraligeras (sólo 285 gramos), especies de "chubasqueros" sin rejilla interior. Está confeccionada en Precip, un nuevo tejido impermeable y transpirable, con una buena columna de agua (17.500 milímetros) y cuyo funcionamiento es poromérico: una inducción de poliuretano microporoso, en la que también están presentes partículas de dióxido de silicio para mejorar la transpiración, y que presenta millones de diminutos orificios que permiten la salida de nuestro vapor de agua pero no la entrada de las gotas de lluvia. El termosellado es impecable, la capucha eficaz y la ventilación axilar conectada a los bolsillos ofrece una gran superficie de evaporación.

Armstrong Jacket de Marmot, confeccionada en MemBrain de 3 capas, MemBrain Ripstop y MemBrain elástico, con alta columna de agua, excepcional deperlancia y buena transpirabilidad. Ofrece una movilidad de brazos sorprendente, una capucha a toda prueba y un termosellado impecable, aparte de unas costuras muy fiables. Esta firma americana trabaja fundamentalmente dos tejidos: MemBrain (el ya citado poliuretano) y Gore-tex (teflón expandido).
MemBrain tiene una columna de agua tan alta como los productos más impermeables del mercado (Powertex, Sympatex, Textrem, Gore-tex y Triple Point), es decir: superior a los 20.000 mm, aunque el fabricante proporciona dicha resistencia estática a la penetración del agua en P.S.I. (libra por pulgada cuadrada). La novedad estriba en que es el primer inducido elástico de poliuretano de funcionamiento hidrofílico, es decir no poromérico. La transpirabilidad, al igual que en la membrana de poliéster del Sympatex, se consigue mediante un proceso químico en el que una molécula hidrófila capta el vapor de la transpiración para pasarlo a una hidrófoba, que a su vez repite el proceso; y además la inducción es bastante elástica. La impermeabilidad se debe simplemente a que dicha inducción carece de microporos -es compacta- y que por lo tanto no deja pasar fácilmente el agua procedente del exterior. Su transpirabilidad "respira" 20 litros por metro cuadrado cada 24 horas. También la longevidad de su hidrorrepelencia es muy alta: teóricamente tras 100 lavados aún conserva el 80 por ciento de sus cualidades.


ESCAPE de VAUDE en Ceplex

• El Ceplex, de origen alemán, es una inducción de poliuretano microporoso con una columna de agua de 5.000 mm (o 10.000 mm el Ceplex Plus).

• El Active es una inducción. Normalmente el tejido exterior es una poliamida de tipo ripstop con una inducción hidrofílica (sin poros) impermeable y transpirable. La clasica alcanza unos 2.000 mm de columna de agua, y el más reciente unos 10.000 mm. Se trata de una opción económica interesante para un uso no demasiado exigente. Bajo una lluvia media/fuerte soporta unos 30 minutos sin calar, mientras que un Gore-tex Taslan 2 capas resiste cuatro veces más, unas 2 horas y 15 minutos.

• El Omni Tech se trata de una inducción multicapa de poliuretano microporoso, con una columna de agua interesante (10.000 mm) y que trabaja principalmente la firma Columbia.

• Hay casos realmente singulares, como el del fabricante Keela, que trabaja con una doble membrana de poliéster hidrofílico (de 10.000 mm cada una).

Algunos datos

• Diferentes tejidos –MemBrain, Gore-tex y Powertex- son alternativas muy resistentes. Aunque es bueno recordar que las versiones gruesas, sean de la marca que sean, tardan entre dos y tres veces más en secar que los tejidos livianos y abultan más; si bien este inconveniente se ve compensado por una mayor duración y una superior resistencia al viento.

• Optar por vestimentas ligeras sin rejilla puede significarnos descontento luego, pues todos los productos existentes –incluidos los mejores- parecen condensar más de lo que teóricamente deberían.


VECTOR de THE NORTH FACE en Polartec Powershield

• Tambien se fabrican forros polares cortaviento, que poseen una impermeabilidad especialmente alta, lo que puede ser particularmente interesante para actividades técnicas, no demasiado aeróbicas y sin mochila. La firma americana Duofold fue la primera, hace unos 9 años, en sacar una prenda de este tipo al mercado: el modelo Hurricane. Dos prendas de forro polar con una impermeabilidad superior a los 10.000 mm de columna de agua son: el modelo Baffin de Solo Climb y el Neptune de Keela. El primero lleva una inserción de Textrem, de funcionamiento mixto (poliporomérico) y el segundo una membrana de poliéster hidrofílico (polimérica). Lo realmente curioso e interesante de esta última prenda de Keela es que las costuras van termoselladas, algo completamente inusual en los forros cortaviento.

• Las capas y ponchos no son de gran utilidad para caminatas por picadas bajo la lluvia. Acaban rotos por enganches o arrastres.

• En los años ochenta algunos fabricantes empezaron a ofrecer prendas con relleno natural y sintético con membranas muy impermeables. El problema que presentara dicha combinación era que la capacidad de transpiración de las membranas utilizadas era demasiado baja para permitir la evacuación del sudor, y el relleno –tanto de sintético como orgánico– se terminaba saturando de humedad incluso en ausencia de lluvia o nieve, tardando horas en secarse. Además de ser pesadas, entre otras cosas por los termosellados. El resultado es que hoy en día es raro encontrar chaquetas impermeables con relleno que utilicen estas membranas «gruesas». Actualmente las prendas de gama alta con relleno sintético o de pluma suelen «impermeabilizarse» con algún tipo de inducido más transpirable que impermeable, y más ligero que las citadas membranas. Es el caso del Encapsil, Drylite, Dryloft y Stormlight. Los inducidos mantienen el relleno seco y elevan la temperatura de confort en unos 3 o 4 grados más. Hay dos formas de aplicar estos inducidos: fibra a fibra (como el Encapsil) mejorando algo la transpirabilidad y el peso, o formando una película en la cara interna del tejido (caso del Drylite) sistema con el que se obtiene un punto más de impermeabilidad.
!! Es importante no olvidar que al tratarse de inducciones con una columna de agua baja (alrededor de 600 mm) no están pensadas para resistir un aguacero, una nevada o una llovizna persistente, aunque sí una ligera llovizna. En realidad, lo que se busca es que el relleno continúe seco después de muchos días en ambientes saturados de humedad. Lo que sí garantiza el inducido es un rango de temperatura tres o cuatro grados superior a otra prenda de similares prestaciones pero sin inducido y parar el viento eficazmente.



© 2002-2003 Aventura Natural.com