TÉCNICAS y CONSEJOS

MONTAR UNA REUNIÓN

página 1 de 3

La reunión constituye una especie de seguro de vida en los itinerarios largos, y un fallo en este punto significa una catástrofe. Por ello, cualquier reunión debe ser absolutamente segura.

El montaje de la reunión se rige en general por el principio del llamado punto central:
Llamamos punto central, al punto del que depende la propia seguridad así como la del compañero, y ha de estar unido a todos los anclajes de la reunión. Este punto central lo constituye generalmente un mosquetón de seguro, o un anillo corto de cordíno.

Siempre que se utilicen dos puntos de anclaje para la reunión, intentaremos montar una conexión que:
• 1. Reparta la tensión de la caída entre ambos anclajes atendiendo a sus resistencias respectivas.
• 2. Aún en caso de rotura de uno de los anclajes, la reunión no ceda por completo.
• 3. Se monte con la menor cantidad de material y esfuerzo posibles.

El triángulo de fuerza se basa en la idea de repartir la fuerza de la caída entre ambos puntos por igual, y se consigue con el montaje que se muestra en la ilustración abajo.

· El nudo del anillo de cinta debe encontrarse tan próximo como sea posible a uno de los puntos de anclaje.
· Resulta importante al pasar el mosquetón de seguridad, el formar un bucle en un lado del anillo. Si esto no se hace así, o si hacemos el bucle en ambos lados, en caso de ceder uno de los anclajes, se puede desenhebrar todo el sistema.
· Se debe procurar que el ángulo de apertura del triángulo de fuerza no supere apenas los 60°, puesto que las leyes de la física determinan que la fuerza que se ejerce sobre los anclajes, se incrementa progresivamente al aumentar el ángulo de apertura.
· Por otro lado, el largo del anillo de cinta -ya atado- no debe superar el metro, limitándose así el tamaño de los triángulos de fuerza utilizables.
· Tanto el aseguramiento propio como el del compañero se pasan por el mosquetón del punto central.

La construcción de un triángulo de fuerza resulta especialmente recomendable cuando se cuenta con dos puntos de anclaje de una calidad similar y la distancia que los separa no supera el medio metro.

Montaje de una reunión:

El mínimo número de anclajes que se considera aconsejable es 2 y preferentemente 3.

Coloca un anillo de cinta para unir los dos puntos de anclaje y gira la cinta para colocar el mosquetón, así si uno de los anclajes cediera, el mosquetón quedaría retenido por la cinta.

(dos anclajes en horizontal con una gaza –preferentemente con nudo de ocho- pasada por los mosquetones de seguro es el conocido "triángulo americano")
Si utilizamos cordino, es aconsejable que sea de 7 mm, que poseen una resistencia de 9,8 kN los de poliamida. [Los cordinos de Dyneema (también conocido como Spectra en Estados Unidos) y de aramida (Kevlar) andan casi todos por los 15 kN, variando entre los 13,5 kN y los 18 kN dentro de su diámetro más habitual: los 5,5 mm.]

Recordar dos aspectos importantes en toda reunión:

    a) que sea preferentemente omnidireccional,
    b) que resista al menos 12 kN (1.200 kilogramos-fuerza) o preferiblemente 22 o más kN.

La reunión debería tener por lo menos un anclaje omnidireccional o semidireccional.

    Ejemplo de anclaje omnidireccional: puente de roca, parabolt, árbol
    Ejemplo de anclaje semidireccional: un friend o un clavo
    Ejemplo de anclaje direccional: un fisurero
páginas 1 > 2 > 3

Consejos e ilustraciones tomados de la página de PETZL , DESNIVEL y otras.



© 2002-2003 Aventura Natural.com